0

Inauguración del gabinete Psicología Infanto-Juvenil (Viernes 27 de Septiembre)

Tarjetas Belen Serrat-1

¡Hola a todos! Después de un largo verano, con muchas ilusiones y otro tanto de esfuerzo, por fin vuelvo a Psicoinfancia. Os escribo este post para informaros que a partir del uno de octubre ya estará abierto el gabinete Psicología Infanto-Juvenil en Peñíscola. Me encantaría que acudierais a la inauguración este viernes 27 de septiembre, a partir de las 19:30, para celebrar conmigo el comienzo de uno de los proyectos mas importantes en mi vida.

La dirección es Avenida de España nº41 2º dcha, en frente del Banco Santander.

¡Os espero!

ANA BELÉN SERRAT SERRAT

 

Anuncios
0

Mi hijo, las drogas y yo: Todo sobre la educación y prevención en el consumo de drogas entre adolescentes

booksMi hijo, las drogas y yo. Todo lo que padres y educadores necesitan saber sobre la educación y prevención en el consumo de drogas entre adoelscentes. Este libro, escrito de modo sencillo y asequible, proporciona, tanto a padres como educadores, una serie de conocimientos que les permitirán detectar si los adolescentes han comenzado a consumir drogas, ayudarles correctamente si yan son consumidores y, por encima de todo, llevar a cabo una educación preventiva eficaz.

JOSÉ A. GARCÍA DEL CASTILLO

Encontraréis una vista previa del libro en este link:

http://books.google.es/books?id=1fgNyvCgg-gC&lpg=PP1&hl=es&pg=PP1#v=onepage&q&f=false

0

CONSUMO DE CANNABIS EN LOS JÓVENES

marihuana El 26 de junio es el día mundial contra la droga.

La prevalencia de consumo de drogas entre los jóvenes duplica con creces la de la población general, lo triplica en el caso del cannabis.

El 16% de los estudiantes de 15 años admite haber fumado cannabis en el último mes.

Algunos adolescentes trivializan el uso del cannabis, su consumo está basado entre los jóvenes en conclusiones y decisiones erróneas.

Es preocupante la aceptación social que hay entre los jóvenes, y no tan jóvenes, sobre el uso/abuso de cannabis en la sociedad española. La alarma social que se ha creado ante otras drogas como la cocaína o la heroína, ha provocado algunas creencias totalmente benévolas sobre el cannabis. Hoy, a doce días del día mundial contra la droga, me gustaría aportar algo de información sobre este actual problema entre nuestros adolescentes.

¿QUÉ ES EL CANNABIS? Los cannabinoides son las sustancias que derivan de la planta del cannabis. Cuando se consume al cortar y trocear las hojas y tallo de la planta, recibe el nombre de marihuana. Otra manera de consumirlo es mediante la resina de hachís, que se extrae por filtración de la parte superior de la planta y de la cara inferior de las hojas.

¿USO O ABUSO? Podemos definir el uso de sustancias como el consumo que no acarrea consecuencias negativas en el individuo, los consumos son esporádicos y en dosis moderadas. ¿qué pasa cuando hablamos de abuso? Es cuando el uso se da de manera continuada a pesar de las consecuencias nocivas en el consumidor.

¿CUÁNDO PASAMOS DEL ABUSO A LA DEPENDENCIA? Cuando existe un uso continuo, excesivo y compulsivo durante un largo período de tiempo, con consecuencias negativas para el consumidor y problemas asociados, hablamos de dependencia. Evidentemente la línea entre uso, abuso y dependencia es muy fina. Puede distinguirse clínicamente cuando se dedica muchas horas del día para conseguir y consumir la sustancia, lo cual interfiere en las actividades sociales, escolares, laborales o recreativas propias de la edad.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS POSITIVOS DEL CANNABIS? La razón de que muchos jóvenes consuman con frecuencia esta droga son sus consecuencias directas positivas. Creo que es importante que padres, profesores y tutores las conozcan, para saber qué es lo que buscan estos jóvenes en el consumo de cannabis y poder entenderlo mejor. Las consecuencias positivas por intoxicación son: sensación de bienestar, euforia leve, risas inapropiadas y grandiosidad, relajación, adormecimiento y sedación. No tiene por que sucederse en todas las personas del mismo modo, ya que hay un componente subjetivo en el consumo de cualquier droga.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS NEGATIVOS DEL CANNABIS? Para poder detectar un consumo en nuestros adolescentes es importante conocer las consecuencias negativas directas u otras que ocurren a más largo plazo con un uso prolongado en el tiempo. Algunas de ellas son: problemas de atención y memoria, letargo, anhedonia (pérdida de interés o capacidad de disfrute en algunas actividades), deterioro de la capacidad de juicio, deterioro de la actividad motora…
Su consumo a largo plazo puede producir graves riesgos para la salud, como por ejemplo, predisposición al consumo de otras drogas, trastorno de ansiedad, síndrome amotivacional, trastorno psicótico inducido por cannabis, lesiones en el sistema respiratorio, algunos disfunciones cognitivas que no desaparecen al eliminar el consumo de cannabis…

MI HIJO CONSUME CANNABIS ¿QUÉ ES EL SÍNDORME AMOTIVACIONAL? El Síndrome Amotivacional se caracteriza por un estado de pasividad e indiferencia, con una disfunción general de las capacidades cognitivas, interpersonales y sociales, debido al consumo de cannabis durante años y que persistiría una vez interrumpido dicho consumo. Hay autores que identifican estos síntomas como característicos de una depresión derivada del consumo de cualquier sustancia, no está claro que exista este síndrome como tal, pero desde luego si se ha visto que una serie de síntomas como los que he comentado si se dan en algunos de los casos de consumo. Lo realmente destacable es saber distinguir en nuestros hijos una serie de síntomas (anhedonia, alejamiento del círculo de amigos, disminución de las actividades sociales u otras que antes eran divertidas para el joven, síntomas de ansiedad, disminución de la capacidad cognitiva…) que puedan estar afectando a su salud psíquica.

ANA BELÉN SERRAT SERRAT

Os dejo un enlace de una Monografía sobre el Cannabis con algunos artículos sobre el tema en más profundidad.

https://www.dropbox.com/s/3bejsrxkmk5xr3a/Monograf%C3%ADa%20Cannabis.pdf

0

VI Congreso Internacional y XI Nacional de Psicología Clínica.

congreso-internacional-2013 Interesante visita a Santiago de Compostela, al Congreso de Psicología Clínica celebrado hace unos días. Como siempre volver a visitar Santiago es un placer para mi, pero desde luego el resultado de esta visita ha sido muy satisfactoria a nivel profesional. Durante tres días, he presenciado conferencias, sesiones clínicas y simposios, algunas de éstas expuestas por “gigantes” de la Psicología y otras por psicólogos no tan conocidos, pero no menos excepcionales.

0

Las ardillas y el optimismo.

las-ardillas-y-el-optimismo-9788467710588 Cata y Lina son dos pequeñas ardillas muy amigas que viven en el bosque. Una es torpe. La otra, ágil. Una es alegre. La otra, triste. ¿Cuál de las dos contagiará a la otra su manera de ser y de vivir? En este cuento, cuyas páginas ofrecen al lector unas delicadas y preciosas ilustraciones, el autor nos regala una historia de optimismo y amistad.

VV.AA.
Editorial: Susaeta
2011

0

Transmitir optimismo a nuestros hijos.

“Nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”

optismo Es cierto que las cosas son como son, pero también tiene una gran influencia el como nos parecen que son…Es por esto que resulta importante intentar ver lo que sucede a nuestro alrededor de manera optimista, con una actitud positiva ante la vida. Hacerle saber a los niños que hay una forma de contemplar la vida que tienen por delante de forma positiva, siendo conscientes de las situaciones inmodificables y enseñandoles en estas últimas a adaptarse a ellas.

El optimismo es la expectativa generalizada de obtener resultados positivos en la vida, estable a través del tiempo y las situaciones. Se relaciona con bienestar psicológico. Las emociones que están más ligadas al optimismo son: felicidad, bienestar, contento y disfrute. Por lo tanto es fundamental transmitir este tipo de emociones a los niños en su visión del mundo en general y de algunas cosas más en particular.

A pesar de la certeza de que el optimismo es la actitud con mayores beneficios a nivel emocional, es cierto que existe un tipo de pesimismo que es adaptativo en situaciones concretas. Es el llamado pesimismo defensivo. Hablamos de una estrategia cognitiva consistente en poseer bajas expectativas de éxito para un rendimiento próximo que evaluamos como algo difícil de conseguir. Se trata de amortiguar el golpe de un potencial fracaso, en el que el sujeto se prepara para los sucesos estresantes o negativos. Además no se evita la situación, sino que se emplean estrategias dirigidas para solucionar el problema de manera directa. Un ejemplo claro sería la actitud de un niño ante un exámen de una asignatura complicada para él. El niño es consciente de la dificultad que conlleva y cree que no va a poder aprobarlo, pero aún así se esfuerza en repasar la materia para conseguirlo. Se prepara para asimilar el suspenso, con lo que disminuye su ansiedad frente a él, pero utiliza todas sus estrategias para superarlo de manera satisfactoria.

Aún así está claro que debemos educar para transmitir positivismo, ya que es lo que ayuda al crecimiento personal, a la autonomía y sensación de control del medio que nos rodea. Algunos consejos para comunicar optimismo son:

– Dar un modelo de optimismo (si ven en sus padres esta actitud positiva, es mucho más natural para ellos tenerla).
– Hacer pocas críticas.
– Procurar ver el lado bueno de las cosas.
– Procurar la acción ante la diversidad (frente a un problema concreto, buscar soluciones y actuar para resolverlo).
– Ayudar a distinguir entre lo posible y lo imposible.
– Fomentar los juicios positivos.
– Fomentar el altruismo.
– Cultivar el disfrute de la belleza en la literatura, pintura, música…
– Enseñar a ser receptivo con las ideas de los otros.
– Combatir la envidia.
– No alentar la suspicacia.

Ayudar a un niño a ver los aspectos positivos de la realidad puede contribuir a su capacidad de obtener satisfacciones y evitar enfados.

ANA BELÉN SERRAT SERRAT

1

El miedo es blandito y suave.

osito Marina era una niña que tenía mucho miedo de la oscuridad. Al apagarse la luz, todas las cosas y sombras le parecían los más temibles monstruos. Y aunque sus papás le explicaban cada día con mucha paciencia que aquello no eran monstruos, y ella les entendía, no dejaba de sentir un miedo atroz.

Un día recibieron en casa la visita de la tía Valeria. Era una mujer increíble, famosísima por su valentía y por haber hecho miles de viajes y vivido cientos de aventuras, de las que incluso habían hecho libros y películas. Marina, con ganas de vencer el miedo, le preguntó a su tía cómo era tan valiente, y si alguna vez había se había asustado.
– Muchísimas veces, Marina. Recuerdo cuando era pequeña y tenía un miedo terrible a la oscuridad. No podía quedarme a oscuras ni un momento.
La niña se emocionó muchísimo; ¿cómo era posible que alguien tan valiente pudiera haber tenido miedo a la oscuridad?
– Te contaré un secreto, Marina. Quienes me ensañaron a ser valiente fueron unos niños ciegos. Ellos no pueden ver, así que si no hubieran descubierto el secreto de no tener miedo a la oscuridad, estarían siempre asustadísimos.

– ¡Es verdad! -dijo Marina, muy interesada- ¿me cuentas ese secreto?
– ¡Claro! su secreto es cambiar de ojos. Como ellos no pueden ver, sus ojos son sus manos. Lo único que tienes que hacer para vencer el miedo a la oscuridad es hacer como ellos, cerrar los ojos de la cara y usar los de las manos. Te propongo un trato: esta noche, cuando vayas a dormir y apagues la luz, si hay algo que te dé miedo cierra los ojos, levántete con cuidado, y trata de ver qué es lo que te daba miedo con los ojos de tus manos… y mañana me cuentas cómo es el miedo.

Marina aceptó, algo preocupada. Sabía que tendría que ser valiente para cerrar los ojos y tocar aquello que le asustaba, pero estaba dispuesta a probarlo, porque ya era muy mayor, así que no protestó ni un pelín cuando sus padres la acostaron, y ella misma apagó la luz. Al poco rato, sintió miedo de una de las sombras en la habitación, y haciendo caso del consejo de la tía Valeria, cerró los ojos de la cara y abrió los de las manos, y con mucho valor fue a tocar aquella sombra misteriosa…

A la mañana siguiente, Marina llegó corriendo a la cocina, con una gran sonrisa, y cantando. “¡el miedo es blandito y suave!… ¡es mi osito de peluche!”

Autor: Pedro Pablo Sacristán